~ Sweet Words ~

•Dulces palabras...Dulce imaginacion...•
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Últimos temas
» Un día Viernes..
Miér Dic 06, 2017 1:47 am por darkdragon

» Pelusa II Una historia de amor
Miér Dic 31, 2014 11:38 am por doscar

» Shinyuu Itsudemo? ( amiga por siempre? )
Miér Ene 16, 2013 5:08 am por Miko

» Confieso "Sweet Words"
Miér Ene 16, 2013 5:05 am por Miko

» ''Memorias Frágiles''
Lun Nov 26, 2012 8:58 pm por Miko

» //En La Oscuridad De La Muerte\\ [Medio-Gore]
Lun Abr 16, 2012 7:04 pm por ★Mitsuk0•

» asi no más ´ph
Lun Nov 28, 2011 1:22 am por darkdragon

» ¡Y regresamos!
Jue Feb 24, 2011 1:47 am por Miko

» Tus grupos favoritos
Miér Feb 23, 2011 11:45 am por Pekee

Afiliados
Crear
foro

Comparte | 
 

 Pelusa II Una historia de amor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
bixrut

avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 172
Edad : 32
Fecha de inscripción : 11/09/2008

Hoja del Escritor
Escritor de: [Estilo que escribes (ecchi, terror, etc)]:

MensajeTema: Pelusa II Una historia de amor   Sáb Sep 13, 2008 8:55 pm

Se las dejo por capítulos, ya que son largos.

Me levanté, muuuuy temprano, todavía ni salía el sol, no había dormido casi nada, estuve toda la noche pensando en la Pelusa, recordaba esos besitos que nos habíamos dado y me sonreía solito. Mi corazón a cada rato, como que se me salía y hacía bum, bum, bum; no se porqué, pero me sentía tan contento.

Y ese beso, el primero que me dió, ay pero si todavía parecía que tenía sus labios en los míos. Diablos, no podía dejar de pensar en eso.

Pero tenía que ir por la leña, así que me vestí calladito como siempre, para no despertar a mis hermanos y me fui para el monte, no me demoré ni un suspiro en subir los cerros, recogí un buen montón, hice un atado bien grande esta vez, y volé de regreso a casa. Todavía estaban todos dormidos, así que me dediqué a encender el fuego, puse la tetera y empecé con mis hermanos.

- Ya Luchito, arriba flojo, hay que levantarse.
- Pero Manuel, si es muy temprano, está oscuro todavía.
- No señor, te levantas, te lavas y yo te peino
- Puchas Oh, tengo sueño todavía.
- Naaaaaa, arriba no más, ya vístete.

Así lo hizo, mientras lo peinaba, despertó mamá.

- Diantres, me quedé dormida, ¿Qué hora es Manuel?
- No sé mamita, pero el sol ya está saliendo.
- Bueno, entonces es buena hora todavía, ¿ya fuiste por la leña?
- Si mamita, y el fuego está encendido.
- Ya me levanto, ¿despertaste a los chiquillos?
- Estoy peinando al Luchito, de ahí le hablo al José y al Pelluco.

Mientras mamá preparaba el desayuno, me dediqué a levantar a los otros dos, bien luego los tenía lavaditos, peinaditos y listos para desayunar. A la Martuca no, ella seguía durmiendo en la cama de mi mami, total era tan chiquita aún, que no era necesario levantarla a esa hora.

- ¿ Y que te dio a vos de levantarte tan temprano?
- Para que sus hijos no lleguen atrasados, pus señora.
- Bueno, en eso tienes razón Manuel, pero no tan temprano para otra vuelta.

Menos mal, no me dijo nada más, Yo no le podía decir que mi apuro se llamaba Pelusa, es que no hallaba la hora de verla y estar aunque fuera un ratito con ella. No podía sacármela de la cabeza, hoy parecía que todo era Pelusa, Pelusa y solo Pelusa.
Por fin terminamos con el desayuno, agarré los cuadernos de todos ellos y nos fuimos cerro abajo con rumbo a la escuela.

- Ya,ya, caminen rapidito no más.
- Puchas Manuel oh, si vamos re temprano.
- Bueno, bueno, apurémonos hasta donde don Fermín, de ahí nos vamos mas despacio.
- Chis, no se que te pasa hoy Manuel, ni que fueras vos el que va a la escuela.
- Si pus hermano, no sabemos que apuro tan grande tienes.

Por fin llegamos, y para alegría mía, allí estaba la Pelusa, si nos estaba esperando.

- Manuel, Manuel, ya llegaste, te estaba esperando.
- Hola Pelusita, (y muy despacito agregué) hola mi amor.
- Manuel , que te pueden escuchar los chiquillos.
- Déjame yo arreglo esto.
- Ya,ya chiquillos, váyanse adelante, para yo irle revisando las tareas a la Pelusa.

Apenas dimos la vuelta en el recodo del camino, le tomé la mano, ella, se me acercó, y me dio lo que estaba anhelando, un tremendo beso. Ay, señor, que feliz me sentía al tenerla tan cerquita, su carita me parecía más linda que nunca y sus hoyuelos en las mejillas (que tanto me gustaban) parecían más marcados aún.
Diablos, el camino a escuela se me hizo tan cortito y eso que nos fuimos despacito. Puchas que pena, ya tenía que apartarme de ella, nos dimos la vuelta por detrás de la escuela, (a pedido mío), para poder darle un último besito.

- Ji,ji,ji, ya lo decía yo, eres un novio besucón Manuel.
- Es que son tan ricos tus besitos Pelusa.
- Ji,ji,ji, ya ya, nada más, que nos pueden pillar.
- Bueno, bueno, pero el último, ¿si? El último, ¿ya?
- Pero esta vez si que es el último, ¿si?.... Oye Manuel ¿y para adonde vas a llevar las cabras hoy día?
- Para donde mismo, ahí donde estuvimos ayer.
- No, ven con ellas más abajo, en el río, pero en el laurel.
- ¿ Y para qué Pelusa?
- Es que me queda más cerca de mi casa, y si puedo, me pego una arrancadita.
- Ya, para allá voy entonces. Te espero.
- Si, si espérame mi amor, yo de alguna forma me arranco y voy.

Me fui más contento, si saltaba en una pata de pura felicidad, Pelusa y yo, yo y Pelusa, ahhh, que alegría, ni cuando mi vieja me compró los chuteadores me había sentido tan contento. Mi corazón latía tan rápido y mis piernas ni sentían la subida de los cerros.
¿sería amor?, solo había oído hablar de él, supongo que esto sería estar enamorado.

- Ya llegué mamita, ¿mamita? ¿Dónde está?
- ¿eres tu Manuel?, ven que estoy en la huerta.
- Dígame mami, en que la ayudo.
- En nada hijo, pero a la tarde tengo que volver a ir donde doña Flor, así que te llevas a la Martuca contigo cuando lleves a las cabras a pastar.
- ¿otra vez donde doña Flor? Y porqué tanto mamita.
- Ay hijo, es que ya se acerca el Mes de María y tenemos que prepara la Novena.
- Ah, bueno, no hay problema, yo me la llevo
- Te preparé algo para que lleven de comer, a tus hermanos me los van a ir a dejar allá, así que no los esperes, después vuelven conmigo.
- Bueno mamita, no se preocupe.
- Gracias hijo, no se que haría sin ti, al menos tu padre nos manda dinero, así que no nos falta para comer.
- Si, mamita, ¿no sabe cuando viene?
- No antes de la Navidad, si es que le dan permiso.
Uff, que se me hizo largo el rato, no hallaba la hora de almorzar, y llevarme las cabras a pastar, para matar el tiempo, me puse a desyerbar la huerta junto con mi mamá, pero si no pasaba nunca la hora, para peor, mamá parecía no tener ningún apuro, por fin dejó la huerta y nos fuimos a comer, yo le di su almuerzo a la Martuca, ella se fue a cambiar ropa y partió.
No le dí ni un minuto de ventaja, me puse al apa a la Martuca, saqué las cabras y partimos rumbo al río hasta el laurel. Allí nos instalamos a la sombra, mi hermanita juntando flores y yo impaciente esperando la llegada de mi amor.

- Manuel, Manuel……
- Pelusa, mi amorcito, por fin llegaste
- Ji,ji,ji, ¿Qué ya me echabas de menos?
- Ya no te burles, claro que te echaba de menos.
- Ji,ji,ji, ¿a mi o a mis besitos? Ji,ji,ji..
- A ti pus, bueno a tus besitos también.

No hablamos mucho más, nos apretamos en un estrecho abrazo y casi me la comí a besos, ella respondía con tanta pasión que no me cabía ninguna duda que me quería tanto como yo a ella.
Martuca mientras tanto, se quedaba dormida, la acomodé en las sombras, la tapé con mi camisa, y la dejamos solita para que durmiera tranquila.

- ¿quieres que nos bañemos Pelusa?
- Ay Manuel, ¿quieres que nos bañemos o solo quieres verme desnuda otra vez?
- Bueno, yo, es decir, bueno, es que, hmmmm, hace calor y bueno. (ay,ay,ay ¿cómo me pilló?).
- Ja,ja,ja, eres mi novio besucón y más encima quieres verme desnuda, ja,ja,ja, si vieras la cara que pusiste cuando te pregunté, ja,ja,ja…
- Ufff, está bien, me pillaste, si la verdad es que ambas cosas, hace calor, pero también quería verte igual que ayer.
- Es que me da vergüenza Manuel, cierto que ayer lo hice, pero es que ,bueno no te lo voy a decir. Pero no te enojes, quedémosnos un ratito juntitos los dos, ven puedes hacerme cariñitos si quieres.

No fue más, tendidos en la hierba, mientras besaba su boquita, desabroché su blusa e introduje mis manos bajo ella, tomé sus pequeños senos en mis manos y los acaricié. Ella se apretujó contra mí y así estuvimos largo rato, la inquietud me dominaba, no me quise resistir a la pasión que me embargaba, y con mucha suavidad puse mi mano entre sus piernas y por sobre sus calzoncitos acaricié su suave y tierno sexo.

- Ya Manuel, eso no más, no sigas, te quiero Manuel, pero somos muy niños aún.
- Pelusa, yo, yo también te quiero, pero si tu quieres, solo será, eso no más.

Creo que ella tenía razón, éramos muy niños aún, ya llegaría nuestro tiempo , pero por ahora este era nuestro despertar al encuentro de esa maravilla que es el sexo y que conoceríamos después.


El tercer capítulo y final lo encuentran en HENTAI


Última edición por bixrut el Dom Sep 14, 2008 5:47 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Miko
Administradora
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 722
Edad : 24
Fecha de inscripción : 15/08/2008

MensajeTema: Re: Pelusa II Una historia de amor   Dom Sep 14, 2008 2:55 am

Me encanta como describes la ternura de ambos ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sweetwords.hotconvention.com
doscar

avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1
Edad : 18
Como te sientes? : vivo?
Fecha de inscripción : 31/12/2014

MensajeTema: Re: Pelusa II Una historia de amor   Miér Dic 31, 2014 11:38 am

me encanta :3 (pero no puedo encontrar el proximo capitulo *si es que a salido ).
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Pelusa II Una historia de amor   

Volver arriba Ir abajo
 
Pelusa II Una historia de amor
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Una linda historia de amor
» LUCIFER ( Una historia de amor)
» ? ? ? El Amor Sin Sentido? ? ? (Historia De Amor)? ? ?
» Amuto.Una historia de amor sin complejos
» Una historia de amor irrebelante

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
~ Sweet Words ~ :: Historias Originales :: Historias Ecchi-
Cambiar a: